fbpx

Estrategias para padres y maestros que ayudan a manejar y mejorar los problemas de atención

Estrategias para padres y maestros que ayudan a manejar y mejorar los problemas de atención

Diseno-sin-titulo-1-2.png?fit=1200%2C600&ssl=1

Estrategias para mejorar y manejar los problemas de atención

Quita el misterio

La primero y quizás la estrategia más importante de gestión es asegurar que todos los niños y adolescentes comprendan cómo funciona la atención e identifiquen sus perfiles particulares de fortalezas y debilidades de atención. Luego, se les debe enseñar estrategias de manejo de sus debilidades.

Comprender la inconsistencia constante

Los profesores y  los padres deben entender que la inconsistencia de los niños y adolescentes con problemas de atención no es evidencia de una mala actitud o falta de motivación. Es parte de su disfunción de base biológica y está más allá de su autocontrol.

Explore la opción de medicación

Para muchos niños y adolescentes, la medicación puede ser útil para hacer frente a las dificultades de atención. Los medicamentos pueden mejorar el estado de alerta mental y la intensidad y duración de la concentración. Además, puede disminuir la impulsividad y la hiperactividad. Es posible que el niño o adolescente y sus padres deseen explorar esta opción con su neuro pediatra.

Permita el movimiento y los descansos

Es útil para los niños y adolescentes que tienen problemas con el estado de alerta inconsistente y el esfuerzo mental; que se les brinden oportunidades para moverse. Por ejemplo, en la escuela, los maestros pueden pedirle al estudiante que borre la pizarra, recoja papeles o lleve un mensaje a la oficina. En casa, los padres y el niño o adolescente, pueden programar descansos regulares y cambiar de lugar de trabajo. Es decir, que podrían trabajar varios minutos en la mesa de la habitación y varios minutos en el suelo del salón. Cada vez que se cambia la ubicación, el niño o adolescente puede experimentar un estallido de energía mental. Además, es posible que deban hacer algo con las manos mientras están sentados. Pueden garabatear, enrollar un trozo de arcilla o realizar otras tareas manuales que mejoren su estado de alerta y excitación.

Variar estrategias de instrucción

Los maestros deben usar una variedad de estrategias de instrucción y estas deben cambiarse aproximadamente cada 15 a 20 minutos. Por ejemplo, podrían entregar información durante 15 minutos a través de una conferencia. Esta estrategia podría ir seguida de trabajo en grupos pequeños o aprendizaje cooperativo durante 20 minutos. A continuación, los estudiantes pueden participar en trabajos individuales en el asiento o ver un video.

Utilice señales

El maestro y los padres deben tener una forma privada de avisar al niño o adolescente cuando están desconectados. Por ejemplo, un golpecito suave en el hombro puede ser eficaz. Además, es posible que los maestros y los padres  deban avisarle cuando se va a decir algo importante. Mirándolo directamente, su maestro o padre podría decir: «Ahora escucha con mucha atención. Estoy a punto de darte instrucciones importantes sobre el examen de mañana o cuando te quedes en casa de los abuelos».

Apalancar intereses

La atención aumenta cuando aumenta el interés. Por lo tanto, se debe alentar a los niños a leer, escribir y hablar sobre temas que les interesan. Además, la atención del niño/a o adolescente aumenta cuando la información es personalmente relevante para ellos. Por ejemplo, si  necesitan aprender un horario cronológico, el maestro o padres podrían comenzar haciendo que el niño/a o adolescente desarrolle un horario cronológico de los eventos importantes en sus propia vida.

Minimice el ruido y otras distracciones

Los niños/a que se distraen con facilidad deben beneficiarse de un entorno auditivo estructurado. Es posible que necesiten asientos preferenciales cerca del aula para minimizar el ruido y las distracciones de otros niños o estudiantes.

Desarrollar habilidades de vista previa y planificación

Los maestros y los padres pueden ayudar a los niños/a y adolescentes a desarrollar habilidades de planificación y visualización previa al exigirles que formulen planes para redactar informes y completar proyectos. Por ejemplo, al completar el informe de una lectura, los estudiantes pueden presentar planes sobre cómo realizarán esta tarea. Es probable que necesiten instrucción específica, seguida de modelos, luego práctica guiada y finalmente retroalimentación sobre el desempeño. El concepto de vista previa debe explicarse y deben ser conscientes del hecho de que las actividades en las que están participando les ayudarán a desarrollar habilidades de vista previa / planificación. Es útil que primero se les den ejemplos prácticos de planificación, como la planificación de una fiesta.

Utilice la modificación del comportamiento y la autoevaluación

El uso de estrategias de autoevaluación y modificación de la conducta puede ser útil para aumentar las conductas deseadas (p. Ej., Completar una tarea) y / o disminuir los problemas de conducta (p. Ej., Exclamaciones impulsivas durante la clase). Se deben identificar los comportamientos específicos que deben cambiarse (por ejemplo, completa la lectura del trabajo de clase; levanta la mano antes de responder preguntas; se cepilla los dientes antes de irse a la cama; pone la ropa sucia en la ropa). También deben identificarse las consecuencias específicas del cambio de comportamiento. La consecuencia de los comportamientos positivos debe ser más gratificante para el niño/a o adolescente que no completar el comportamiento positivo. Por ejemplo, si al niño se le permite permanecer despierto 15 minutos más por las noches, este comportamiento debe ser más gratificante que dejar su ropa sucia en el piso del baño.

Además, el desempeño del comportamiento objetivo debe ser la única forma en que el niño/a o adolescente pueda obtener la recompensa. En el ejemplo anterior, el niño solo puede permanecer despierto los 15 minutos adicionales por la noche si pone su ropa sucia en el lugar designado. Las notas de la escuela y el hogar se pueden usar para comunicarse entre el hogar y la escuela. En ambos entornos, se pueden usar tablas y gráficos para monitorear el progreso hacia la meta. Se debe alentar al niño/a o adolescente a evaluar su propio comportamiento además de ser evaluados por el adulto. Se les podría dar una recompensa adicional por una autoevaluación precisa.

Desalentar los patrones de trabajo frenético

Para ayudar al niño/a o adolescente a abstenerse de apresurarse en su trabajo, los maestros y los padres pueden evitar hacer declaraciones como «Puedes salir al recreo tan pronto como termines tu tarea» o «Puedes mirar televisión cuando termines tu tarea». Ofertas como estas pueden alentar inadvertidamente a los niños a trabajar demasiado rápido y descuidadamente.

Organízate

Se puede usar un cuaderno con tres secciones etiquetadas «Trabajo para completar», «Trabajo completado» y «Trabajo para guardar» para ayudar a al niño/a o adolescente a organizar sus asignaciones. Los cuadernos con códigos de colores para diferentes temas también pueden ser útiles para organizar el trabajo.

Utilice planificadores diarios

Un al niño/a o adolescente debe usar un planificador diario estructurado para ayudarlo a organizar sus tareas y actividades. Se preferiría un planificador que esté desglosado por tema durante el día y tenga suficiente espacio para escribir toda la información que necesita. Alternativamente, puede beneficiarse del uso de un asistente digital personal.

Configurar una oficina en casa

En casa, los padres deben guiar a su niño / adolescente en la creación de su propia «oficina» bien organizada. Los padres deben programar un tiempo semanal que su hijo / adolescente dedicará a ordenar la oficina y asegurarse de que todos los suministros de oficina estén bien surtidos (por ejemplo, post-its, lápices, bolígrafos, resaltadores, papel, sujetapapeles, engrapadora). Debe encontrar su (s) mejor (s) horario (s) para estudiar (sus momentos más alerta del día) y publicar estos horarios como sus «Horas de oficina». El al niño/a o adolescente también debe experimentar con diferentes tipos de niveles de ruido de fondo que funcionen mejor para él / ella al hacer la tarea de estudiar. Algunos niños / adolescentes realmente se concentran mejor en un ambiente ruidoso o mientras escuchan música, mientras que otros pueden necesitar usar tapones para los oídos.

Permita que el tiempo se relaje

Muchos al niños/as o adolescentes  con problemas de atención tienen problemas para conciliar el sueño por la noche. Es útil para ellos tener una rutina establecida para acostarse por la noche. Por ejemplo, podrían leer un libro o hacer que se les lea un libro. Pueden realizar ejercicios de estiramiento antes de acostarse. Podrían beber un vaso de leche o chocolate caliente antes de acostarse. También pueden escuchar música suave y tranquila mientras se duermen. El «ruido blanco», como un ventilador, también puede ser útil para facilitar el sueño.

 


Bienvenido a E-THERAPYKIDS, ¿en que te podemos ayudar?