fbpx



Blog

Artículos de divulgación e interés para las familias


Diseno-sin-titulo-1-2.png?fit=1200%2C600&ssl=1

Estrategias para mejorar y manejar los problemas de atención

Quita el misterio

La primero y quizás la estrategia más importante de gestión es asegurar que todos los niños y adolescentes comprendan cómo funciona la atención e identifiquen sus perfiles particulares de fortalezas y debilidades de atención. Luego, se les debe enseñar estrategias de manejo de sus debilidades.

Comprender la inconsistencia constante

Los profesores y  los padres deben entender que la inconsistencia de los niños y adolescentes con problemas de atención no es evidencia de una mala actitud o falta de motivación. Es parte de su disfunción de base biológica y está más allá de su autocontrol.

Explore la opción de medicación

Para muchos niños y adolescentes, la medicación puede ser útil para hacer frente a las dificultades de atención. Los medicamentos pueden mejorar el estado de alerta mental y la intensidad y duración de la concentración. Además, puede disminuir la impulsividad y la hiperactividad. Es posible que el niño o adolescente y sus padres deseen explorar esta opción con su neuro pediatra.

Permita el movimiento y los descansos

Es útil para los niños y adolescentes que tienen problemas con el estado de alerta inconsistente y el esfuerzo mental; que se les brinden oportunidades para moverse. Por ejemplo, en la escuela, los maestros pueden pedirle al estudiante que borre la pizarra, recoja papeles o lleve un mensaje a la oficina. En casa, los padres y el niño o adolescente, pueden programar descansos regulares y cambiar de lugar de trabajo. Es decir, que podrían trabajar varios minutos en la mesa de la habitación y varios minutos en el suelo del salón. Cada vez que se cambia la ubicación, el niño o adolescente puede experimentar un estallido de energía mental. Además, es posible que deban hacer algo con las manos mientras están sentados. Pueden garabatear, enrollar un trozo de arcilla o realizar otras tareas manuales que mejoren su estado de alerta y excitación.

Variar estrategias de instrucción

Los maestros deben usar una variedad de estrategias de instrucción y estas deben cambiarse aproximadamente cada 15 a 20 minutos. Por ejemplo, podrían entregar información durante 15 minutos a través de una conferencia. Esta estrategia podría ir seguida de trabajo en grupos pequeños o aprendizaje cooperativo durante 20 minutos. A continuación, los estudiantes pueden participar en trabajos individuales en el asiento o ver un video.

Utilice señales

El maestro y los padres deben tener una forma privada de avisar al niño o adolescente cuando están desconectados. Por ejemplo, un golpecito suave en el hombro puede ser eficaz. Además, es posible que los maestros y los padres  deban avisarle cuando se va a decir algo importante. Mirándolo directamente, su maestro o padre podría decir: «Ahora escucha con mucha atención. Estoy a punto de darte instrucciones importantes sobre el examen de mañana o cuando te quedes en casa de los abuelos».

Apalancar intereses

La atención aumenta cuando aumenta el interés. Por lo tanto, se debe alentar a los niños a leer, escribir y hablar sobre temas que les interesan. Además, la atención del niño/a o adolescente aumenta cuando la información es personalmente relevante para ellos. Por ejemplo, si  necesitan aprender un horario cronológico, el maestro o padres podrían comenzar haciendo que el niño/a o adolescente desarrolle un horario cronológico de los eventos importantes en sus propia vida.

Minimice el ruido y otras distracciones

Los niños/a que se distraen con facilidad deben beneficiarse de un entorno auditivo estructurado. Es posible que necesiten asientos preferenciales cerca del aula para minimizar el ruido y las distracciones de otros niños o estudiantes.

Desarrollar habilidades de vista previa y planificación

Los maestros y los padres pueden ayudar a los niños/a y adolescentes a desarrollar habilidades de planificación y visualización previa al exigirles que formulen planes para redactar informes y completar proyectos. Por ejemplo, al completar el informe de una lectura, los estudiantes pueden presentar planes sobre cómo realizarán esta tarea. Es probable que necesiten instrucción específica, seguida de modelos, luego práctica guiada y finalmente retroalimentación sobre el desempeño. El concepto de vista previa debe explicarse y deben ser conscientes del hecho de que las actividades en las que están participando les ayudarán a desarrollar habilidades de vista previa / planificación. Es útil que primero se les den ejemplos prácticos de planificación, como la planificación de una fiesta.

Utilice la modificación del comportamiento y la autoevaluación

El uso de estrategias de autoevaluación y modificación de la conducta puede ser útil para aumentar las conductas deseadas (p. Ej., Completar una tarea) y / o disminuir los problemas de conducta (p. Ej., Exclamaciones impulsivas durante la clase). Se deben identificar los comportamientos específicos que deben cambiarse (por ejemplo, completa la lectura del trabajo de clase; levanta la mano antes de responder preguntas; se cepilla los dientes antes de irse a la cama; pone la ropa sucia en la ropa). También deben identificarse las consecuencias específicas del cambio de comportamiento. La consecuencia de los comportamientos positivos debe ser más gratificante para el niño/a o adolescente que no completar el comportamiento positivo. Por ejemplo, si al niño se le permite permanecer despierto 15 minutos más por las noches, este comportamiento debe ser más gratificante que dejar su ropa sucia en el piso del baño.

Además, el desempeño del comportamiento objetivo debe ser la única forma en que el niño/a o adolescente pueda obtener la recompensa. En el ejemplo anterior, el niño solo puede permanecer despierto los 15 minutos adicionales por la noche si pone su ropa sucia en el lugar designado. Las notas de la escuela y el hogar se pueden usar para comunicarse entre el hogar y la escuela. En ambos entornos, se pueden usar tablas y gráficos para monitorear el progreso hacia la meta. Se debe alentar al niño/a o adolescente a evaluar su propio comportamiento además de ser evaluados por el adulto. Se les podría dar una recompensa adicional por una autoevaluación precisa.

Desalentar los patrones de trabajo frenético

Para ayudar al niño/a o adolescente a abstenerse de apresurarse en su trabajo, los maestros y los padres pueden evitar hacer declaraciones como «Puedes salir al recreo tan pronto como termines tu tarea» o «Puedes mirar televisión cuando termines tu tarea». Ofertas como estas pueden alentar inadvertidamente a los niños a trabajar demasiado rápido y descuidadamente.

Organízate

Se puede usar un cuaderno con tres secciones etiquetadas «Trabajo para completar», «Trabajo completado» y «Trabajo para guardar» para ayudar a al niño/a o adolescente a organizar sus asignaciones. Los cuadernos con códigos de colores para diferentes temas también pueden ser útiles para organizar el trabajo.

Utilice planificadores diarios

Un al niño/a o adolescente debe usar un planificador diario estructurado para ayudarlo a organizar sus tareas y actividades. Se preferiría un planificador que esté desglosado por tema durante el día y tenga suficiente espacio para escribir toda la información que necesita. Alternativamente, puede beneficiarse del uso de un asistente digital personal.

Configurar una oficina en casa

En casa, los padres deben guiar a su niño / adolescente en la creación de su propia «oficina» bien organizada. Los padres deben programar un tiempo semanal que su hijo / adolescente dedicará a ordenar la oficina y asegurarse de que todos los suministros de oficina estén bien surtidos (por ejemplo, post-its, lápices, bolígrafos, resaltadores, papel, sujetapapeles, engrapadora). Debe encontrar su (s) mejor (s) horario (s) para estudiar (sus momentos más alerta del día) y publicar estos horarios como sus «Horas de oficina». El al niño/a o adolescente también debe experimentar con diferentes tipos de niveles de ruido de fondo que funcionen mejor para él / ella al hacer la tarea de estudiar. Algunos niños / adolescentes realmente se concentran mejor en un ambiente ruidoso o mientras escuchan música, mientras que otros pueden necesitar usar tapones para los oídos.

Permita que el tiempo se relaje

Muchos al niños/as o adolescentes  con problemas de atención tienen problemas para conciliar el sueño por la noche. Es útil para ellos tener una rutina establecida para acostarse por la noche. Por ejemplo, podrían leer un libro o hacer que se les lea un libro. Pueden realizar ejercicios de estiramiento antes de acostarse. Podrían beber un vaso de leche o chocolate caliente antes de acostarse. También pueden escuchar música suave y tranquila mientras se duermen. El «ruido blanco», como un ventilador, también puede ser útil para facilitar el sueño.

 


51-e1646036631704.png?fit=1200%2C1098&ssl=1

Dificultades del Aprendizaje. ¿Cómo le podemos ayudar?

1.-Reconocer si hay un trastorno del aprendizaje o una dificultad

Al comprender los diferentes tipos de trastornos del aprendizaje y sus signos, puede identificar los desafíos específicos que enfrenta su hijo y encontrar un programa de tratamiento que funcione.

2.- Identifique cómo su hijo aprende mejor

¿Es su hijo un aprendiz visual, un aprendiz auditivo o un aprendiz cinestésico? Una vez que haya descubierto cómo aprenden mejor, puede tomar medidas para ayudarle.

¿Tu hijo es un aprendiz visual?

Aprendices Visuales:

  • Aprende mejor viendo o leyendo.
  • Hágalo bien cuando el material se presente y pruebe visualmente, en lugar de verbalmente.
  • Benefíciese de notas escritas, instrucciones, diagramas, tablas, mapas e imágenes.
  • Puede amar dibujar, leer y escribir; suelen ser buenos en ortografía.

¿Es su hijo un aprendiz auditivo?

Estudiantes auditivos:

  • Aprende mejor escuchando.
  • Desempeñarse bien en entornos de aprendizaje basados ​​en conferencias y en informes y exámenes orales.
  • Benefíciese de las discusiones en el aula, las instrucciones habladas, los grupos de estudio.
  • Puede amar la música, los idiomas y estar en el escenario.

¿Es su hijo un aprendiz kinestésico?

Estudiantes cinestésicos:

  • Aprende mejor haciendo y moviéndote.
  • Les va bien cuando pueden moverse, tocar, explorar y crear para aprender.
  • Benefíciese de actividades prácticas, clases de laboratorio, accesorios, obras de teatro y excursiones.
  • Puede amar los deportes, el teatro, la danza, las artes marciales y las artes y manualidades.

 

3.- Piense en el éxito de la vida, en lugar del éxito escolar. Enfócate en alabar el esfuerzo, no los resultados

El éxito significa diferentes cosas para diferentes personas, pero sus esperanzas y sueños para su hijo probablemente se extiendan más allá de unos buenos informes de calificaciones. Tal vez espere que el futuro de su hijo incluya un trabajo satisfactorio y relaciones satisfactorias, por ejemplo, o una familia feliz y una sensación de satisfacción. El punto es que el éxito en la vida, más que solo el éxito escolar, depende, no de lo académico, sino de cosas como un sano sentido de sí mismo, la voluntad de pedir y aceptar ayuda, la determinación de seguir intentándolo a pesar de los desafíos, la capacidad para formar relaciones saludables con los demás y otras cualidades que no son tan fáciles de cuantificar como las calificaciones y los puntajes de los exámenes.

4.- Motivarlos y evaluar regularmente sus emociones.

  • Deconstruya la situación desagradable en partes: este enfoque le permitirá percibir las causas principales del conflicto inicial y comprender lo que realmente sucedió.
  • Ponles ejemplos de tu propia vida– Cualquier consejo es bienvenido, pero es mejor cuando viene de una persona que ha superado una situación similar a la que uno está pasando. Por eso es buena idea ver si tú o alguien de tu círculo de familiares y amigos ha vivido una situación similar y que te explique cómo la superó.
  • Enséñeles a valorarse a sí mismos: esta podría ser la forma más valiosa de superar una situación desagradable y evitar que ocurran situaciones similares. Al animar al niño y señalar sus puntos fuertes y ventajas comparativas, ayuda a desarrollar una personalidad fuerte y sana.

 

5.- Alimentar la curiosidad intelectual de los niños.

Si prestas atención, notarás que todo niño comienza su vida con una fuerte dosis de curiosidad. Sin embargo, a medida que los niños crecen, si continúan enfrentando respuestas severas y negativas de los padres y maestros, esta curiosidad a menudo se suprime. Para los niños con problemas de aprendizaje, la curiosidad es uno de los factores cruciales a la hora de mantener la continuidad en sus actividades.

 6.- Divide la tarea en partes más pequeñas con instrucciones claras

Este es un consejo válido para cualquier niño, pero especialmente para los niños con TDAH. Es decir, debido al déficit de atención, sería mejor dividir una tarea en pasos, donde el niño puede mirar hacia atrás a la parte completa después de cada paso y percibir gradualmente el panorama general de la tarea. Hay otros beneficios de dividir las tareas en partes, principalmente la secreción regular de la hormona de la felicidad, la serotonina, y la disminución de las probabilidades de darse por vencido debido al alcance de la tarea y la gratificación retrasada.

 


1619029402842.jpg?fit=1136%2C664&ssl=1

La comunicación social incluye la interacción social, cognición social, comunicación verbal y no verbal. Esta permite al niño establecer y mantener interacciones sociales.

Cuando vuestro hijo tiene un déficit de comunicación social, causado por una clínica concreta, puede tener dificultades para compartir información, iniciar una comunicación verbal o no verbal; turnarse en una conversación o simplemente expresar su estado de ánimo.

Hace seis meses iniciamos un estudio piloto de terapia logopedia asistida con perro en niños con afectación de la comunicación social y diagnosticados con autismo, parálisis cerebral, trastornos del lenguaje y retrasos madurativos del lenguaje.  Los cambios observados en los niños con la introducción del perro, cuyo nombre es COCO, fueron muy significativos.

Que cambios observamos en los niños con la introducción de Coco en la sesión de logopedia:

  • Aumento del número de vocalizaciones, articulación del lenguaje, volumen y lenguaje no verbal, para poder dar órdenes a Coco. El perro hace las cosas cuando las entiende (ya sea mediante una orden verbal o gestual). Los niños como quieren que coco les haga caso se esfuerzan muchísimo para que le entienda. Si el perro no hace caso vuelven a insistir usando otra estrategia. La función de la logopeda consiste en dar la forma correcta al niño para que pueda usarlo con el perro y de esta forma estimulamos el lenguaje de forma natural y no forzada.
  • Mejora de la atención y contacto visual en la ejecución de las tareas. En una sesión ordinaria el logopeda hace un gran esfuerzo para captar la atención del niño, sin embargo, con el perro es diferente ya que es el niño el que busca el contacto con el perro.
  • Mejora de la interacción social. Hemos introducido a coco en las sesiones logopedicas haciendo pareja de niños con retrasos del lenguaje y la comunicación. Se ha observado que el lenguaje y comunicación social se incrementa en estas sesiones, porque los niños se explican entre ellos lo que tienen que hacer para que el perro les haga caso. Están pendientes de lo que hace el compañero o compañera de sesión con el perro para poder imitar lo que ha funcionado bien y no repetir lo que ha ido mal.

Hemos llegado a la conclusión que la terapia logopédica asistida con perro promueve la generalización de la comunicación a interacciones naturales y tiene un beneficio funcional en la mejora del lenguaje de los niños con un retraso o trastorno del lenguaje, autismo o parálisis cerebral.

Logopeda Emma Alvarez Marne

Si estás interesado en la terapia de logopedia asistida con perro, no dudes en contactarnos. Coco,  pipa y el equipo de logopedas estarán encantados de recibirle y comenzar a trabajar.


34.png?fit=1120%2C630&ssl=1

Pautas y ejercicios para estimular el lenguaje de niños afectados con parálisis cerebral

 

La parálisis cerebral infantil, afecta la producción del habla, lenguaje y gestos para la comunicación.

Las dificultades de comunicación asociadas con la parálisis cerebral pueden ser multifactoriales y surgir de deficiencias motoras, intelectuales y sensoriales. Los niños con este diagnóstico pueden experimentar dificultades de leves a graves para expresarse.

En este sentido médicos neuro pediatras remiten a los niños y adolescentes afectados al servicio de logopedia para mejorar sus habilidades de comunicación.

La terapia logopédica en algunos casos puede incluir la introducción de sistemas de comunicación aumentativa y alternativa (CAA), como gráficos de símbolos o ayudas de comunicación con habla sintética, así como el tratamiento de las formas naturales de comunicación de los niños.

La Logopedia estimula y ayuda a mejorar a niños y adolescentes con parálisis cerebral la:

 

  • Producción de sonidos, palabras y sílabas.
  • Regulación del volumen de la voz
  • Escucha/percepción
  • Articulación y pronunciación
  • Vocabulario
  • Comprensión
  • Calidad de voz
  • Masticar y tragar

 

Pautas y ejercicios para estimular el lenguaje de niños afectados con parálisis cerebral:

  

  • Ejercicios de deglución: la terapia de deglución y alimentación está diseñada para mejorar el control oral-motor. Los terapeutas del habla usan varias técnicas para ayudar con la deglución, incluidos masajes faciales y ejercicios de labios, lengua y mandíbula. La terapia fortalece los músculos de la cara y la mandíbula que se usan para comer, beber y tragar, y aumenta las habilidades perceptivas.

 

  • Ejercicios de mandíbula: la debilidad muscular y la mala coordinación oral-motora interfieren con la comunicación y la alimentación, lo que plantea problemas de socialización y nutrición para los pacientes con parálisis cerebral. Comer alimentos que requieren masticación adicional, como apio, manzanas y zanahorias, para fortalecer los músculos de la mandíbula; practicando abrir y cerrar la boca usando solo los músculos de la mandíbula mientras alguien más sostiene su barbilla.

 

  • Terapia de articulación: uso de tarjetas de idioma para ayudar a concentrarse en sonidos específicos; alentar a los niños a hacer sonidos mientras se miran en el espejo para ayudarlos a comprender cómo se mueve la boca y aprender el control facial.

 

  • Ejercicios de soplado y respiración: soplar silbatos o soplar burbujas ayuda a entrenar los músculos de la boca para formar las formas necesarias para producir sonidos particulares. Las actividades de soplado también fortalecen los músculos abdominales y ayudan a los pacientes con parálisis cerebral a controlar la respiración.

 

  • Asociación de palabras y lenguaje: Uso de imágenes, libros y objetos funcionan para estimular el desarrollo del lenguaje. Mientras juegan y hablan con un niño, por ejemplo, modelamos patrones correctos de lenguaje y asociación, incitando al niño a desarrollar habilidades de vocabulario y gramática.

 

  • Uso de tarjetas didácticas: este juego divertido e interactivo puede ayudar a los niños a concentrarse en los sonidos con los que pueden tener problemas. El uso de tarjetas con diferentes palabras y sonidos escritos en ellas; armar piezas de rompecabezas con palabras que van juntas, como «calcetín» y «zapato», «cepillo de dientes» y «pasta de dientes», y «bate» y «pelota».

 

  • Ejercicios de espejo: ayuda a los niños a comprender cómo deben ser los movimientos de la boca para ciertas letras que suenan.

 

  • Ejercicios de labios: apretar los labios alrededor de una paleta para aumentar la fuerza; frunciendo los labios para mejorar la extensión de los labios.

 

  • Ejercicios para tragar: hacer un “trago esforzado”, que consiste en recolectar líquido o saliva en la boca y tragarlo de un solo trago. Esto ayuda a evitar que los alimentos y los líquidos caigan en las vías respiratorias. Hacer una “maniobra de masako”, que fortalece los músculos en la parte posterior de la garganta. Esto se hace cuando el niño saca la lengua, la presiona suavemente con los dientes para mantenerla en su lugar y luego practica la deglución.

 

  • Ejercicios de lengua: fortalece la lengua sacándola y empujándola contra un bajalenguas o una cuchara durante segundos a la vez.

 

 

Departamento de Logopedia

E-THERAPYKIDS INSTITUTE