fbpx



Blog

Artículos de divulgación e interés para las familias


Imagenes-blog-2.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

Cómo podéis desarrollar el lenguaje de vuestro hijo con instrucciones

Muchas madres y padres dan por sentado o no son conscientes de que dar instrucciones a sus hijos y en particular a los niños que se demoran en hablar, puede ayudarles a desarrollar sus habilidades lingüísticas. Los maestros y sus refuerzos también pueden utilizar estos consejos para desarrollar las habilidades lingüísticas de sus alumnos.

Estos son los dos tipos de instrucciones y las formas en que podéis darlas para aumentar el lenguaje de vuestro hijo:

  1. Instrucciones de rutina: instrucciones que fomentan el cumplimiento
  2. Instrucciones no rutinarias: instrucciones que hacen crecer el lenguaje de un niño

 

  1. Instrucciones de rutina

Estas instrucciones tratan principalmente sobre cosas de rutina.

Los ejemplos de estas instrucciones de rutina incluyen; pedirle a vuestro hijo que lleve su taza a la cocina después de que haya terminado de tomar su leche o zumo, o pedirle que consiga un vaso si pide agua, etc.

Este tipo de instrucciones requieren cumplimiento, ya que le enseñan a vuestro hijo lo que vosotros queréis que haga y cuándo queréis que lleve a cabo la tarea respectiva. Estas instrucciones son buenas para potenciar las habilidades auditivas.

Vuestro hijo puede realizar las instrucciones de rutina en piloto automático, ya que la instrucción suele ser simple y se trata de cosas de rutina, es decir, las cosas que necesitan o hacen todos los días, como pedir agua o llevar su taza a la cocina después de haber terminado de tomar su leche /agua / zumo. Y debido a que el piloto automático de su hijo puede seguir este tipo de instrucciones, no son las mejores para mejorar el vocabulario y desarrollar el lenguaje.

  1. Instrucciones no rutinarias

Las instrucciones no rutinarias son más beneficiosas y es más probable que permitan aumentar el lenguaje de vuestro hijo, y este es el tipo de modelo en el que debéis centraros.

Con este tipo de instrucción, vuestro hijo realmente tendrá que participar y procesar todo lo que vosotros digáis para que pueda lograr lo que se le ha pedido.

La forma de dar esta instrucción es dar instrucciones «complejas y de varios niveles» que obligarán a su hijo a comprender todos los aspectos de esa instrucción. Por ejemplo, puede pedirle a su hijo que “vaya al segundo cajón de su dormitorio y consiga sus gafas para leer”. Este, por supuesto, no debería ser el lugar habitual donde guarda sus gafas de lectura. Esta instrucción obligará a su hijo a participar para descubrir qué es «segundo» y «cajón».

Otro ejemplo de instrucción no rutinaria podría ser “ve a la cocina y tráeme la taza azul y amarilla”. La taza azul y amarilla no debe ser la taza que su hijo está acostumbrado a traerle cuando le pide que le traiga una taza. De esa manera, su hijo tendrá que comprometerse para averiguar qué tipo de taza está pidiendo.

Instrucciones no rutinarias para desarrollar el lenguaje de vuestros hijos

Las instrucciones no rutinarias presentan buenas oportunidades para descubrir los tipos de palabras con las que vuestro hijo no está familiarizado.

Cuando le da una instrucción a su hijo y descubre que no puede ejecutarla, es un buen indicio de que hay una palabra o palabras en particular en ese comando con las que su hijo no está familiarizado. Luego podéis comenzar a enseñar esta palabra o palabras y cuando las enseñe, puede volver a probar con una instrucción.

Por ejemplo, si le dice a su hijo, «consígueme el mando” que está debajo de la silla» y él le da el que está debajo de la mesa, entonces probablemente se verá obligado a racionalizar que tal vez su hijo no entienda la palabra » debajo». Luego puede comenzar a enseñar esta palabra dando múltiples ejemplos o múltiples modelos de la palabra «debajo». Puede apilar las palabras, una tras otra, crear niveles de instrucciones y hacer que un niño haga cosas en varios pasos. Puede tirar la palabra «debajo» por todas partes, para que la próxima vez que dé la instrucción, su hijo pueda seguirla.  

Y para finalizar

El problema que encontramos en la mayoría de los hogares es que están muy orientados a la rutina. Muchas veces nuestros especialistas preguntan a los padres que vienen al centro, ¿su hijo sigue las instrucciones? Dicen «sí» y pueden dar un ejemplo como, «oh sí, de hecho, cada vez que suena un teléfono, saben a quién dárselo». Y estoy pensando, “El teléfono que suena es su mensaje y tienen muy buena memoria visual, por lo que saben a quién dar el teléfono”.

Esto no puede contarse como una instrucción que realmente puede desarrollar habilidades lingüísticas. Es posible que los padres desconozcan que su hijo SI puede seguir instrucciones, pero es posible que no conozcan el vocabulario específico para las diversas cosas que se les pide que traigan en casa. Pensad … los padres pocas veces os desviáis de los guiones establecidos en lo que se refiere a las palabras pronunciadas , ¡la mayoría de los hogares carecen de vocabulario novedoso! 

Dar instrucciones o comandos es una forma muy poderosa de hacer que vuestro hijo desarrolle habilidades lingüísticas. Por favor, comenzad y contadnos cómo va y escríbenos sobre cómo os va, una vez que hayaís leído este artículo.

¿Quieres una valoración con nuestras logopédas? Escríbenos en el siguiente formulario


Imagenes-blog-15.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

El lenguaje en el Autismo

Uno de los rasgos más importantes del niño autista son las dificultades relacionadas con el lenguaje, ya que pueden suponer una ausencia total del habla o un parloteo del todo ininteligible.  Pero que un niño no hable, no significa que no se comunique.  Sabemos que existe un fuerte componente sensorial implicado en la dificultad de las personas con autismo para desarrollar un modelo de comunicación bidireccional y funcional. Estos factores relacionados con los desórdenes sensoriales, impactan fuertemente en la adquisición del lenguaje sobre todo en el caso de los niños, en el desarrollo intelectual, en la conducta y en la interacción social.

Es importante desarrollar y estimular la simbolización, ya que si el niño no accede a la simbolización; la creación del vínculo social y el desarrollo del trabajo educativo se verán afectados y ser casi imposible que se lleve a cabo con efectividad.

El trabajo con los niños autistas no está en el de imponer o hacer que se parezca a otro. Sino a acompañarlo, ya que su lenguaje ya dota de significado lo que necesitan es ayuda en cuanto a un orden, sistemas, estrategias y garantías. Necesitan construir una estabilidad y una organización que los planifique.  Dentro de esta organización, tenemos que tener en cuenta que los niños con TEA con sensibles y frágiles a los cambios bruscos e inesperados. Tenemos que crear un clima que contemple las necesidades del niño y facilite la anticipación de las propuestas y actividades.

Uno de los enfoques que tiene que coger la intervención es la de ensanchar las posibilidades de la comunicación, facilitando el descubrimiento u el uso de los diferentes lenguajes tales como; corporal, verbal, musical, plástico e iconográfico. Los niños con TEA en general tienden a tener más desarrollado el lenguaje visual y musical son dos componentes muy fuertes que pueden facilitar su desarrollo.

Es importante saber que no podemos estimular el lenguaje oral de igual manera en cada persona sino que será importante conocer los gustos, las habilidades y partir de aquí crear una programación individualizada y personalizada.

¿Existe una edad límite para que desarrolle el lenguaje verbal en el autismo?

No hay una edad límite para que el niño no llegue a hablar, ya que algunos estudios postulaban que a partir de los 6 años si no se había desarrollado el lenguaje este ya no florecería, a día de hoy esto sabemos que no es cierto. Podemos decir que en una edad más temprana, el cerebro tiene más plasticidad para poder aprender, hacer asociaciones, en definitiva un desarrollo más rápido. Esto quiere decir, que   partir de cierta edad puede haber más dificultades para los aprendizajes, pero no es imposible. Este hecho se sostiene a que cualquier persona puede aprender una lengua a cualquier edad; se podrá ver más limitado, pero no por ello menos funcional.

 

¿Cómo podemos fomentar la comunicación en niños con TEA?

Se usa el apoyo visual como forma de que el niño integre la información para poder asociarla a los aspectos sonoros de la palabra. Mostramos una imagen (perro) y reforzamos verbalmente. A medida que el niño aprende, se va extendiendo el número de palabras que se asocian a imágenes, hasta que llega un momento que el niño no requiere de la imagen y comprende perfectamente lo que se le dice. Incluso a generalizar.

Una vez el niño llega a los 6 años, aproximadamente, lo normal es iniciar el proceso de aprendizaje de la lectoescritura, que será un gran reforzador del lenguaje, ya que a medida que la comprensión lectora del niño aumenta, aumenta también su comprensión del lenguaje oral.

Algunas estrategias:

  • Anticipar toda la información necesaria, antes de realizar cualquier actividad.
  • Utilizar juegos de rol, para fomentar el tiempo de espera y el turno.
  • Disminuir el uso de las ecolalias (frases y sonidos de forma involuntaria), redirigirlas y darles un sentido funcional y comunicativo.
  • Tarjetas con fotografías de temas de agrado del niño o niña para poder desarrollar el léxico (palabras) y, a partir de aquí, ir construyendo frases.
  • Trabajar con tarjeta de temporalidad para crear diálogos y conversaciones. Hacer uso de secuencias temporales.
  • El ordenador, ya que es un recurso de agrado para la mayoría de niños, nos permitirá hacer actividades como jugar con el sintetizador de voz: el ordenador irá escribiendo y reproduciendo lo que el niño va diciendo, así recibe un feedback positivo.
  • Uso de un comunicador (SAAC). son formas de expresión distintas al lenguaje hablado, que tienen como objetivo aumentar (aumentativos) y/o compensar (alternativos) las dificultades de comunicación.

Imagenes-blog-14.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

👉Cómo hacer un seguimiento semanal de los hábitos y rutinas de niños de 5 a 9 años y que se sientan contentos por sus logros.

Descárgate la cartelera de Hábitos y Rutinas diarias y la cartelera motivadora, en el siguiente Cartelera Imprimible de Hábitos y rutinas diarias 5-9 años imprímela y la plastifica.🖨️ Puedes imprimirla en formato A3.

Pautas para hacer un seguimiento semanal de los hábitos y rutinas de los más pequeños de la casa; como motivarles y como celebrar sus logros.

1️⃣ Presentamos la cartelera de hábitos y rutinas diarias. Les explicamos todas las rutinas de cada día y le decimos que al final de la semana obtendremos un premio. El niño escogerá el premio de la semana o lo diseñará con sus padres.

PUEDE RECOMPENSAR A SUS HIJOS CON BUENAS EXPERIENCIAS. ESTO LES AYUDARÁ A APRENDER QUE LA FELICIDAD RADICA EN ENRIQUECER LAS EXPERIENCIAS MÁS QUE LAS POSESIONES MATERIALES. Un buen ejemplo de premio es invitar a un amigo a merendar una tarde del fin de semana o hacer una excursión a la montaña y jugar al pilla pilla.

En el material hay fichas para recortar con frases motivadoras y ejemplos de premios.

2️⃣ Le explicaremos que antes de ir a dormir comprobaremos cuántas de las tareas realizaron a los largo del día.

3️⃣ Revisamos la lista; marcamos las rutinas realizadas durante el día y contamos para saber si hemos realizado por lo menos 13 o 14 rutinas, de un total de 14.

4️⃣ Si el niño ha conseguido 13 o 14 colocamos una ❎ en la cara contenta. (Hoja de motivación) 👉   Cartelera Imprimible de Hábitos y rutinas diarias 3-6 años (1)

5️⃣ Si el niño ha conseguido entre 9 y 13 colocamos ❎ en la cara regular y le diremos mañana lo haremos mejor, le damos un abrazo y un beso. (Hoja de motivación)

6️⃣ Si el niño ha conseguido menos de nueve colocamos ❎ en la cara triste y le diremos mañana lo haremos mejor. Explicamos nuevamente la importancia de las rutinas y los premios del fin de semana, le damos un abrazo y un beso. (Hoja de motivación)

7️⃣ El día viernes por la tarde revisaremos la hoja de motivación y veremos cuántas caras verdes y amarillas encontramos. Si tenemos por lo menos 3/5 la primera semana y 4/5 segunda semana. El niño puede tener el premio, pero haciendo énfasis que a partir de la tercera semana será importante conseguir cinco caras verdes, para obtener los premios.

En caso de que el niño/a no cumple los objetivos la primera semana y tiene solo una o dos caras contentas, hablaremos con él o ella y le explicaremos porque no obtendrá el premio. Pero sin embargo haremos algo especial por su esfuerzo. Es importante abrazarle, besarle después de la explicación y demostrarle que no estáis enfadados.

Es importante hacer énfasis durante el fin de semana sobre la importancia de seguir la cartelera de los hábitos y rutinas diarias. Abrazarle, besarle y demostrarle cariño es muy importante, al igual que hacer énfasis en que le ayudaréis a conseguir el objetivo la semana siguiente.

Esta cartelera la puedes usar durante uno o dos trimestre, de esta forma los niños interiorizan las rutinas diarias y se hacen más independientes. Pasado el trimestre o semestre la puedes eliminar porque ya no la necesitaran.

Es importante explicarles que la cambias o la retiras porque se están haciendo mayores y más responsables y están muy contentos por ese gran avance.

LAS HÁBITOS Y LAS RUTINAS DIARIAS AYUDAN A LOS PADRES Y A LAS FAMILIAS A TENER MÁS TIEMPO PARA COMPARTIR CON LOS NIÑOS, LA PAREJA, EL TRABAJO Y LOS AMIGOS; AYUDAN A PREVENIR ESTADOS DE ANSIEDAD Y ESTRÉS INFANTIL; PERMITE A LOS PADRES DISFRUTAR TIEMPO DE CALIDAD Y A DISFRUTAR DE LOS PEQUEÑOS MOMENTOS.


Imagenes-blog-6.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

¿Por qué tengo que ir a Terapia?” ¿Os suena la pregunta?…

Y las respuesta de más de uno de vosotros seguramente será;

Es bueno para ti, lo necesitas, porque te ayudará a mejorar;”

Mucho de vosotros les felicitáis porque están trabajando bien y otros les reñís o les obligáis porque es bueno para ellos.

Los niños y con ellos nos referimos a los menores de cinco años acaban accediendo, sin embargo, a partir de los siete años, muchos de ellos, comienzan a cuestionar el sentido de las terapias.

Ahora os preguntamos, ¿creéis que vuestros hijos están realmente motivados para hacer terapias o seguir largos procesos de rehabilitación?

¿Qué hacéis para motivarles?

Pongamos un momento el foco en vosotros mismos. Cuanto hacéis algo que os gusta, viene alguien a deciros ¿cómo, cuándo y en cuanto tiempo lo tenéis que hacer?… Puede que la respuesta sea un NO, puesto que cuando realizamos algo que nos gusta y nos motiva, no hace falta tercero que os obligue hacer aquello que os gusta.

Algunos dedicáis tiempo a preparar una maratón, otros para aprender un idioma nuevo, hacer un master, hacer yoga, clases de baile, aprender a cocinar, entre muchas otras cosas. Todas estas actividades suponen un esfuerzo en tiempo extra y sin embargo, mucho de vosotros lo hacéis.

¿Entonces de donde sacáis el tiempo si supone un esfuerzo más, el hacer otras actividades?…

Creo que la respuesta es clara: LA MOTIVACIÓN

Aparece la motivación que los expertos denominan motivación intrínseca. La realmente efectiva. La que funciona a largo plazo. Y la que mueve y da resultados por sobre nuestras expectativas.

Con los niños y adolescentes tenemos que entender realmente cuales son sus inquietudes, explicar que están haciendo, que disfruten lo que están haciendo y porque lo están haciendo, porque en algunos casos las terapias son para largo plazo.

Antes de empezar a trabajar tenemos que motivarles. Si les motivamos; la tarea de todas las personas que acompañan el niño en su proceso terapéutico será mucho más fácil. Y seguramente recibiremos gratas sorpresas.

La motivación no suma, la motivación multiplica los resultados del trabajo de los terapeutas.

En e-TherapyKids usamos el juego como hilo conductor en todas nuestras terapias de logopedia, psicología, fisioterapia, terapia ocupacional y psicopedagogía. El noventa por ciento de nuestros niños y adolescentes vienen contentos, trabajan motivados y nunca se quieren ir.

Si todos somos capaces de hacer esto a lo largo de todo el proceso de rehabilitación el único feedback que tendremos que dar a nuestros hijos es que descansen un rato, puesto serán ellos quien os pidan ir y hacer las terapias.

e-TherapyKids Institute


Es-un-Trastorno-de-Integracion-Sensorial.-No-es-Autismo.jpg?fit=1200%2C675&ssl=1

🔴 El procesamiento sensorial, es como un almacén en nuestro cerebro. Su trabajo es captar las sensaciones del entorno (luces, sonidos, sabores, olores, texturas, movimiento); darle sentido y procesarlo.

Cuando hay una afectación en el procesamiento sensorial los niños perciben la información de una manera que hace que respondan de manera anormal. Algunos casos pueden presentar con hipersensibilidad sensorial, cuando el niño se estimula fácilmente con estímulos sensoriales, por ejemplo como poca tolerancia al dolor, problemas de coordinación, sensibilidad a ciertas imágenes o sonidos (luces y ruido), problemas con los alimentos. Otros casos pueden presentar hipo sensibilidad sensorial, cuando el niño no tiene suficiente estimulación. En este caso los niños no perciben el movimiento y pueden chocar contra las paredes u objetos circundantes, pasan de estar muy quieto a moverse de forma imprevisiva, tienen la necesidad de tocar y puede tener alta tolerancia al dolor. 🔵El Trastorno de Espectro Autista (TEA) es una afección relacionada con el desarrollo del cerebro. Aunque no tiene una única causa conocida, puede que alguna de ellas vayan relacionadas con trastornos metabólicos, influencia genética o el medio ambiente. Cuando hay una afectación por TEA, los niños tienen dificultades en el comportamiento o lo que se le suele llamar comportamiento socialmente inapropiado como por ejemplo desnudarse en público, agresividad o rabietas y algunas veces se autoestimulan como por ejemplo mecerse, golpearse la cabeza, sacudirse las manos. Suelen tener problemas de interacción social, mantener una conversación o jugar con otros, rigidez para los cambios de hábitos y rutinas. Suelen presentar déficit o ausencia del lenguaje y la comunicación verbal y no verbal. Suelen tener hiper o hipo sensibilidad sensorial, es decir que en muchas ocasiones tienen reacciones a las cosas que perciben por la vista, el tacto, el oído, olfato y se expresan de manera inusual. Algunos suelen presentar afectación en el aparato locomotor que se manifiesta en algunos casos con hipotónia o hipertonía muscular. En este gráfico se muestran las diferencias y semejanzas entre el trastorno de procesamiento sensorial con el autismo. El trastorno de procesamiento sensorial como el trastorno de espectro autista, pueden tener como factores de riesgo común, complicaciones en el parto (sufrimiento fetal) y nacimiento prematuro. 👉Cuando debemos acudir a profesionales de la Salud para consultar si hay signos de alarma en un trastorno de Integración Sensorial o Autismo.</p> 🔺Cuando observas un problema o retraso en el desarrollo. 🔺Cuando observas que tu hijo tiene poca tolerancia a cualquier estímulo sensorial o tiene una necesidad excesiva de estimulación, como meterse a la boca ciertos objetos, muestra problemas de coordinación, o chica contra las paredes u objetos 🔺Cuando hay un retraso del lenguaje y poca o ausencia de intención comunicativa. 🔺Cuando observas que no tiene interacción social con sus iguales. Es muy importante la intervencion temprana y diagnóstico asertivo de un equipo interdisciplinar. En e-TherapyKids Institute realizamos una valoración Integral de todas las área del desarrollo e intervenimos de forma temprana, para ayudar a los niños con una afectación sensorial o diagnóstico de autismo a mejorar sus capacidades. Pide hora de Valoración y consulta con nuestros especialistas.

           

Imagenes-blog-3.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

🔊 Becas de necesidades específicas de apoyo educativo.

👉El 18 de mayo de 2022 se ha iniciado el plazo para tramitar las becas de necesidades específicas de soporte educativo.

Podéis presentarla entre el día 19 de mayo al 30 de septiembre del 2022. NO ESPEREIS AL ÚLTIMO DÍA PARA TRAMITARLA.

Pasos para tramitarla:

🔴 Entra en la sede electrónica del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

🔴 Regístrate. Para registrarte, necesitas un usuario y una contraseña.

🔴 Rellena el formulario online.

Cuando hayas terminado de introducir todos los datos en el formulario, te dará instrucciones para imprimir la solicitud y los certificados en un fichero en formato PDF.

🖨 Deberás imprimirlos y presentarlos en el colegio (antes de la fecha límite para presentar solicitudes), para que los rellenen y firmen los responsables de hacerlo (director o secretario del centro, equipos de orientación, inspectores, etc.). En cada uno de ellos aparece quién deberá rellenarlos y firmarlos.

✍ Cuando tengas la solicitud en papel, fírmala si eres mayor de 18 años. Si no, tendrán que firmarla tu padre, madre o tutor.

✍ También deben firmar la solicitud todos los miembros de tu unidad familiar que sean mayores de 18 años para autorizar a la Administración Tributaria a obtener los datos económicos necesarios.

Una vez firmada la solicitud, tienes que presentarla, junto a los certificados, en el centro donde vayas a matricularte.

👉Entre el día 23 de Mayo al 23de septiembre ofrecemos ayuda y asesoramiento a las familias que necesitan tramitar las becas.

Si queréis mas información sobre la ayuda  específica de centros externos que cubre el importe parcial de las terapias de reeducación psicopedagógica y reeducación del lenguaje en nuestro centro, escríbenos al siguiente formulario:

 


19.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

Mucho de vosotros os preguntáis ¿es normal que mi hijo con tres años no hable y solo señale para pedir alguna cosa? Se comunica, pero no habla.

¿Cuándo comienza la adquisición del lenguaje?

El proceso de la adquisición del lenguaje comienza primero por la comunicación. Los bebes desde el momento de nacer escuchan el lenguaje de las personas que están a su alrededor y comienzan sus primeros gestos de comunicación, con la emisión de pequeños sonidos como el balbuceo. Con sonidos como Ga-ga-ga, ba-ba-ba, él bebe experimenta sonidos y practica movimientos que se relacionaran con el habla.

Los bebes entre los seis y nueve meses comenzaran a comprender los sonidos y las palabras y cuando cumplen un año son capaces de responder a preguntas sencillas señalando con un dedo. Muchos a la edad de 13 meses comienzan a producir sus primeras palabras.

La intención comunicativa del bebe parte del balbuceo, de señalar cosas con los dedos y la producción de las primeras palabras. La conjunción de estos elementos tiene una función comunicativa, suele ser bastante común hasta los 24 meses y sustituyen el habla hasta que la producción de palabras complejas sea posible.

La combinación de gesto palabra corresponde a una etapa de transición entre la etapa de una, a dos o tres palabras según un estudio realizado por McEachern y Haynes.

 

Entre los 24 a 36 meses (2 a 3 años),

🔹Comienzan a desarrollar la articulación de palabras, usa nombres para llamar a las cosas, con frecuencia usa la palabra “no” “mira” “que es eso”.

🔹Comprende aproximadamente 500 palabras. Produce entre 10 a 30 palabras y elabora algunas frases de dos palabras.

🔹Usa el juego simbólico.

🔹Llama la atención y es capaz de dar, mostrar y pedir, conoce algunas partes de su cuerpo.

 

Entre 3 a 4 años,

🔹Elabora preguntas.

🔹Aprende canciones y aumenta la interacción en el juego con otros niños.

🔹Elabora preguntas, la más frecuente ¿Por qué?.

🔹Conoce colores, entiende opuestos y comienza a establecer comparaciones.

🔹Otras personas, fuera del entorno del hogar, entienden su lenguaje.

🔹Dice su nombre, dice que no le gusta, cuando quiere oponerse a alguna cosa.

Cuando encontramos una alteración en estos hitos del desarrollo del lenguaje del niño, podemos considerar un retraso en el proceso madurativo del lenguaje, que puede deberse a un retraso de origen biológico u orgánico que lo debe valorar un logopeda.


Imagenes-blog.jpg?fit=1200%2C600&ssl=1

Los síntomas del trastorno autista varían de un niño a otro, pero se encuentran dentro de tres áreas:

  • Deterioro de la actividad social
  • Dificultades de comunicación
  • Conductas repetitivas y estereotipadas

Un niño con autismo requiere terapia logopédica. De estas tres, el logopeda es el encargado de trabajar el área de la comunicación, y por ende las alteraciones que en ella se manifiestan.

A continuación, podemos observar que dificultades podemos encontrar:

Problemas en la relación social del niño Problemas cualitativos de la comunicación
Se manifiestan en cuestiones como:

  • Alteraciones en conductas no verbales (contacto ocular, expresión facial, posturas corporales, gestos, etc.).
  • Dificultades para desarrollar relaciones sociales con iguales o adultos.
  • Ausencia de conductas destinadas a la comunicación, tal como señalar o compartir objetos de interés.
  • Falta de reciprocidad emocional.
  • Inexistencia de lenguaje oral, o retraso significativo en la adquisición del mismo.
  • Escasa capacidad para iniciar o mantener una conversación.
  • Empleo estereotipado o repetitivo del lenguaje.
  • Falta de imitación y de juego social.

La variedad de los déficits en los casos diagnosticados como autismo es muy elevada. Como consecuencia, la variabilidad de los problemas logopédicos asociados también es muy importante.

Esto va a provocar que dos niños que hayan recibido el mismo diagnóstico, puedan presentar alteraciones muy distintas en la comunicación y el lenguaje.

Los problemas logopédicos más habituales son los siguientes:

Nivel fonológico y fonético

  • Ausencia total de lenguaje expresivo sin causa explicable (mutismo).
  • Emisiones sin sentido ni significado.
  • Dificultades en la pronunciación de fonemas.
  • Alteraciones de la prosodia, el ritmo y la fluidez del habla.
  • Dificultades para la discriminación de fonemas.
Nivel léxico-semántico

  • Limitaciones en el vocabulario expresivo y receptivo.
  • Déficits en el establecimiento de relaciones semánticas entre palabras del vocabulario.

Nivel morfo-sintáctico

  • Pobreza gramatical.
  • Dificultades con todos los elementos morfosintácticos.
  • Problemas para seguir órdenes sencillas.
  • Dificultades para comprender enunciados.
Nivel pragmático

  • Ausencia de comunicación.
  • Escasa atención al lenguaje (incluso al nivel de sordera central).
  • Ecolalias: repeticiones de palabras y frases sin sentido comunicativo.
  • Dificultades para señalar o pedir con gestos.
  • Falta de intencionalidad.
  • Unidireccionalidad en las conversaciones.
  • Alteraciones en el lenguaje no verbal.
  • Dificultades en los usos del lenguaje (frases hechas, fórmulas sociales, etc.).
  • Problemas para comprender la intención del lenguaje.
  • Dificultad para hacer inferencias.
  • Dificultad para comprender el lenguaje figurado (metáforas)

Como puede observarse, las características esenciales del trastorno del espectro autista –TEA–, son problemas de lenguaje a nivel estructural. Tal como, la pronunciación, la falta de construcciones adecuadas, etc. Pero también el nivel pragmático está muy afectado debido a un escaso interés comunicativo, aunado a la presencia de emisiones no funcionales.

Finalmente, un niño con autismo requiere terapia logopédica y el tratamiento es esencial para promover la comunicación entre el niño y su entorno. La intervención ha de ser individualizada en cada caso, ya que no hay dos niños con las mismas características.

Pide hora de Valoración para logopedia
Teléfono : + 34 930074371 y 622323420
Email: info@e-therapykids.com
Clos de San Francesc 3


1619029402842.jpg?fit=1136%2C664&ssl=1

La comunicación social incluye la interacción social, cognición social, comunicación verbal y no verbal. Esta permite al niño establecer y mantener interacciones sociales.

Cuando vuestro hijo tiene un déficit de comunicación social, causado por una clínica concreta, puede tener dificultades para compartir información, iniciar una comunicación verbal o no verbal; turnarse en una conversación o simplemente expresar su estado de ánimo.

Hace seis meses iniciamos un estudio piloto de terapia logopedia asistida con perro en niños con afectación de la comunicación social y diagnosticados con autismo, parálisis cerebral, trastornos del lenguaje y retrasos madurativos del lenguaje.  Los cambios observados en los niños con la introducción del perro, cuyo nombre es COCO, fueron muy significativos.

Que cambios observamos en los niños con la introducción de Coco en la sesión de logopedia:

  • Aumento del número de vocalizaciones, articulación del lenguaje, volumen y lenguaje no verbal, para poder dar órdenes a Coco. El perro hace las cosas cuando las entiende (ya sea mediante una orden verbal o gestual). Los niños como quieren que coco les haga caso se esfuerzan muchísimo para que le entienda. Si el perro no hace caso vuelven a insistir usando otra estrategia. La función de la logopeda consiste en dar la forma correcta al niño para que pueda usarlo con el perro y de esta forma estimulamos el lenguaje de forma natural y no forzada.
  • Mejora de la atención y contacto visual en la ejecución de las tareas. En una sesión ordinaria el logopeda hace un gran esfuerzo para captar la atención del niño, sin embargo, con el perro es diferente ya que es el niño el que busca el contacto con el perro.
  • Mejora de la interacción social. Hemos introducido a coco en las sesiones logopedicas haciendo pareja de niños con retrasos del lenguaje y la comunicación. Se ha observado que el lenguaje y comunicación social se incrementa en estas sesiones, porque los niños se explican entre ellos lo que tienen que hacer para que el perro les haga caso. Están pendientes de lo que hace el compañero o compañera de sesión con el perro para poder imitar lo que ha funcionado bien y no repetir lo que ha ido mal.

Hemos llegado a la conclusión que la terapia logopédica asistida con perro promueve la generalización de la comunicación a interacciones naturales y tiene un beneficio funcional en la mejora del lenguaje de los niños con un retraso o trastorno del lenguaje, autismo o parálisis cerebral.

Logopeda Emma Alvarez Marne

Si estás interesado en la terapia de logopedia asistida con perro, no dudes en contactarnos. Coco,  pipa y el equipo de logopedas estarán encantados de recibirle y comenzar a trabajar.


34.png?fit=1120%2C630&ssl=1

Pautas y ejercicios para estimular el lenguaje de niños afectados con parálisis cerebral

 

La parálisis cerebral infantil, afecta la producción del habla, lenguaje y gestos para la comunicación.

Las dificultades de comunicación asociadas con la parálisis cerebral pueden ser multifactoriales y surgir de deficiencias motoras, intelectuales y sensoriales. Los niños con este diagnóstico pueden experimentar dificultades de leves a graves para expresarse.

En este sentido médicos neuro pediatras remiten a los niños y adolescentes afectados al servicio de logopedia para mejorar sus habilidades de comunicación.

La terapia logopédica en algunos casos puede incluir la introducción de sistemas de comunicación aumentativa y alternativa (CAA), como gráficos de símbolos o ayudas de comunicación con habla sintética, así como el tratamiento de las formas naturales de comunicación de los niños.

La Logopedia estimula y ayuda a mejorar a niños y adolescentes con parálisis cerebral la:

 

  • Producción de sonidos, palabras y sílabas.
  • Regulación del volumen de la voz
  • Escucha/percepción
  • Articulación y pronunciación
  • Vocabulario
  • Comprensión
  • Calidad de voz
  • Masticar y tragar

 

Pautas y ejercicios para estimular el lenguaje de niños afectados con parálisis cerebral:

  

  • Ejercicios de deglución: la terapia de deglución y alimentación está diseñada para mejorar el control oral-motor. Los terapeutas del habla usan varias técnicas para ayudar con la deglución, incluidos masajes faciales y ejercicios de labios, lengua y mandíbula. La terapia fortalece los músculos de la cara y la mandíbula que se usan para comer, beber y tragar, y aumenta las habilidades perceptivas.

 

  • Ejercicios de mandíbula: la debilidad muscular y la mala coordinación oral-motora interfieren con la comunicación y la alimentación, lo que plantea problemas de socialización y nutrición para los pacientes con parálisis cerebral. Comer alimentos que requieren masticación adicional, como apio, manzanas y zanahorias, para fortalecer los músculos de la mandíbula; practicando abrir y cerrar la boca usando solo los músculos de la mandíbula mientras alguien más sostiene su barbilla.

 

  • Terapia de articulación: uso de tarjetas de idioma para ayudar a concentrarse en sonidos específicos; alentar a los niños a hacer sonidos mientras se miran en el espejo para ayudarlos a comprender cómo se mueve la boca y aprender el control facial.

 

  • Ejercicios de soplado y respiración: soplar silbatos o soplar burbujas ayuda a entrenar los músculos de la boca para formar las formas necesarias para producir sonidos particulares. Las actividades de soplado también fortalecen los músculos abdominales y ayudan a los pacientes con parálisis cerebral a controlar la respiración.

 

  • Asociación de palabras y lenguaje: Uso de imágenes, libros y objetos funcionan para estimular el desarrollo del lenguaje. Mientras juegan y hablan con un niño, por ejemplo, modelamos patrones correctos de lenguaje y asociación, incitando al niño a desarrollar habilidades de vocabulario y gramática.

 

  • Uso de tarjetas didácticas: este juego divertido e interactivo puede ayudar a los niños a concentrarse en los sonidos con los que pueden tener problemas. El uso de tarjetas con diferentes palabras y sonidos escritos en ellas; armar piezas de rompecabezas con palabras que van juntas, como «calcetín» y «zapato», «cepillo de dientes» y «pasta de dientes», y «bate» y «pelota».

 

  • Ejercicios de espejo: ayuda a los niños a comprender cómo deben ser los movimientos de la boca para ciertas letras que suenan.

 

  • Ejercicios de labios: apretar los labios alrededor de una paleta para aumentar la fuerza; frunciendo los labios para mejorar la extensión de los labios.

 

  • Ejercicios para tragar: hacer un “trago esforzado”, que consiste en recolectar líquido o saliva en la boca y tragarlo de un solo trago. Esto ayuda a evitar que los alimentos y los líquidos caigan en las vías respiratorias. Hacer una “maniobra de masako”, que fortalece los músculos en la parte posterior de la garganta. Esto se hace cuando el niño saca la lengua, la presiona suavemente con los dientes para mantenerla en su lugar y luego practica la deglución.

 

  • Ejercicios de lengua: fortalece la lengua sacándola y empujándola contra un bajalenguas o una cuchara durante segundos a la vez.

 

 

Departamento de Logopedia

E-THERAPYKIDS INSTITUTE